Publicidad

Publicidad

Tradiciones

Tradiciones

Tradiciones | Fuente: iStock Photo

Cultura y tradiciones

La cultura puertorriqueña surge de la mezcla de numerosas culturas, entre las que se distinguen tres principales: la taína, la española y la africana. La influencia de estas culturas fue tan fuerte en la Isla, que con el pasar de los años heredamos un sinnúmero de costumbres y tradiciones de estos antepasados. Algunos nombres de pueblos, alimentos, objetos y utensilios domésticos se han heredado de los taínos. Actualmente, objetos como las famosas hamacas que utilizaban los indios para descansar, pueden observarse en los hogares puertorriqueños.

De los españoles adquirimos el aspecto de la religión católica y la lengua española. Por su parte, los africanos nos legaron el sabor de la bomba y la plena y la danza. De estos últimos, también heredamos sus instrumentos de percusión como los tambores y las maracas.

Los puertorriqueños hemos adoptado también muchas costumbres de la cultura estadounidense, de quienes somos territorio desde 1898. A raíz de esta estrecha relación con los Estados Unidos, los puertorriqueños hemos aprendido a fusionar nuestro idioma español con el inglés, creando lo que se conoce como el spanglish.

Muchos utensilios de estos antepasados, en especial de los taínos, han sido hallados en descubrimientos arqueológicos alrededor de toda la Isla. La mayoría de estos artefactos se conservan en museos y universidades del País.

Por lo que respecta al arte y la literatura, de Puerto Rico ha surgido una generación de artistas y escritores destacados, tales como: Julia de Burgos, Eugenio María de Hostos, José Gautier Benítez, José Campeche, Francisco Oller, entre otros. Muchos de ellos se dieron a conocer a nivel mundial por sus poemas, publicaciones y obras de arte. Artistas puertorriqueños también han colaborado por impulsar la industria cinematográfica en la Isla.

Puerto Rico también se destaca en el ámbito musical. Entre los ritmos folclóricos culturales se encuentran la bomba, la plena y la trova o música jíbara. Sin embargo, la Isla cuenta con artistas que sobresalen internacionalmente en el ritmo de la salsa, el merengue, la balada pop y el reggaetón. Artistas como Ricky Martin, Luis Fonsi, Chayanne, Victor Manuel, Olga Tañón, Ednita Nazario, Daddy Yankee y Wisin y Yandel, entre otros, han puesto el nombre de Puerto Rico en alto.

Para conocer un poco más sobre la cultura de nuestra Isla, te invitamos a visitar el portal del Instituto de Cultura Puertorriqueña (ICP). Esta institución gubernamental se encarga de conservar, promover, enriquecer y divulgar los valores culturales del pueblo de Puerto Rico y lograr el más amplio y profundo


Tradiciones

La cultura puertorriqueña se deja sentir todo el año, pero mayormente en la época navideña, donde se oyen por las casas las tradicionales parrandas. Las parrandas son parecidas a serenatas que llevan familiares y amigos a las casas de sus allegados. Esta tradición tiende a celebrarse en horas de la madrugada para tomar de sorpresa al familiar y despertarlo de su sueño.

Curiosamente, los puertorriqueños celebran unas de las navidades más largas del mundo. Y es que en Puerto Rico se comienza esta época el 23 de noviembre y culmina a finales de enero con una celebración de pueblo conocida como las Fiestas de la Calle San Sebastián.

También se celebra con mucho entusiasmo la tradicional Fiesta de Reyes, donde los niños acuden con sus familiares a recoger los regalos que le han traído los magos de oriente.

Durante esta época sobresale, además, la figura del jíbaro puertorriqueño que caracteriza a la Isla. El jíbaro y la jíbara son personajes distintivos de Puerto Rico, que representaban a la clase obrera de la antigüedad. Estas personas vestían con camisa, pantalones, pañuelo al cuello, machete y pava. Por su parte, la jíbara vestía blusas, falda larga y una flor de amapola en el cabello.

Además de la tradición navideña, los puertorriqueños celebran la llamada Noche de San Juan (el Bautista), donde la mayoría de las personas acuden a las playas de la Isla para tirarse de espaldas siete veces, a las doce de la medianoche. Para ellos, este ritual les permite “despojarse de la mala suerte". Es como una especie de "bautismo". La gente celebra el evento con música, baile, comidas y bebidas.