Publicidad

Publicidad

Cuestiones financieras

Cuestiones financieras

Cuestiones financieras | Fuente: Sxc.hu. Autor: Takis kolokotronis

Bancos y Cajas de Ahorro

El Banco de España es el banco central del país. Se trata de una entidad de derecho público, pero con personalidad jurídica propia, independiente del Gobierno. Forma parte integrante del Sistema Europeo de Bancos Centrales (SEBC) y del Eurosistema, por lo que junto a las funciones propias de un banco central nacional, desarrolla las correspondientes como miembro del SEBC.

Bajo su supervisión nos encontramos con los bancos, las cajas de ahorro y las cooperativas de crédito (como las cajas rurales), para que ofrezcan los niveles de solvencia exigidos por la normativa vigente.

¿Cómo abrir una cuenta bancaria en España?

Independientemente de tu nacionalidad, para poder abrir una cuenta en un banco o caja de ahorros en España es necesario que acredites tu condición de residente o no residente. Si ya has formalizado tu residencia y tienes la tarjeta que lo certifica, sólo es necesario que la presentes en el banco en el momento en el que vayas a abrir la cuenta, mientras que si todavía eres "no residente" tienes dos opciones:

  1. Presentarte con tu pasaporte en la Dirección General de la Policía y solicitar un "certificado de no residencia". Aproximadamente diez días más tarde tendrás que volver allí para recogerlo y, con este certificado y el pasaporte, ya puedes dirigirte a cualquier banco para abrir una cuenta. Esta cuenta será operativa desde ese mismo momento, teniendo inmediatamente disponibles los fondos depositados en ella.
  2. Otra opción es ir directamente al banco y solicitar la apertura de cuenta. En este caso es la propia entidad financiera el que solicita el "certificado de no residencia", con la autorización te harán firmar en ese momento. En este caso la cuenta no estará operativa hasta que reciban el mencionado certificado, quedando bloqueados durante ese periodo los fondos depositados en ella.

Antes que nada, intenta ver si en el Campus de tu universidad hay una sucursal de un banco con el que exista algún acuerdo especial. Si es el caso, infórmate allí de la documentación que piden, pues puede que acepten abrirte la cuenta presentando tan sólo el carné de estudiante de la universidad en cuestión.

Además, los bancos suelen ofrecer descuentos y productos financieros para jóvenes y determinados perfiles como estudiantes universitarios, así que compara las ventajas que te ofrecen antes de contratar el servicio.

No existe importe mínimo para la apertura de cuentas en euros, aunque para otras divisas sí hay mínimos, que dependen de la moneda de referencia.

También es importante saber que los bancos suelen cobrar costes de apertura y de mantenimiento de la cuenta, así como por la emisión de tarjetas de crédito/débito.

¿Cómo enviar dinero a tu país?

Puedes enviar dinero a tu país desde territorio español por medio de giros postales o entidades que se dedican expresamente a ello. Otra alternativa son las transferencias y otros productos bancarios, para lo que será necesario disponer de una cuenta bancaria en España.

Para enviar una remesa (dinero) o un giro tendrás que rellenar un impreso. Se recomienda cumplimentarlo de forma exhaustiva, añadiendo todos los datos de identificación posibles, tanto del emisor como del receptor del dinero.

Ten en cuenta que tendrás que pagar el precio del servicio en España y que el dinero llegará a su destino libre de cargos. Resulta recomendable preguntar en varias entidades antes de realizar una operación, ya que los precios se modifican diariamente.

El último paso para realizar una remesa o un giro es entregar el dinero al remesador a cambio de un recibo. En él se especificará el nombre de la entidad, la cantidad entregada y las condiciones de la operación. Se recomienda guardar el recibo, pues su presentación será imprescindible para cualquier reclamación posterior.

No es recomendable utilizar sistemas informales tales como enviar dinero en cartas o por medio de conocidos, puesto que no garantizan el reembolso si el dinero se pierde.