Publicidad

Publicidad

Sistema educativo

Sistema educativo

El sistema educativo brasileño | Fuente: Dreamstime/Divulgação

 
  • Sistema educativo
 

El sistema educativo brasileño

La actual estructura del sistema educativo regular comprende la educación básica - formada por la educación infantil, la enseñanza primaria y la enseñanza media - y la educación superior. De acuerdo con la legislación vigente, es competencia de los municipios proporcionar la enseñanza primaria y la educación infantil, y de los estados y el Distrito federal proporcionar la enseñanza primaria y media.

La educación superior comprende los cursos de graduación de las distintas áreas profesionales, abiertos a candidatos que hayan finalizado la enseñanza media o equivalente y que hayan pasado el corte en los procesos selectivos. También se incluye en este nivel de enseñanza el posgrado, que comprende programas de master y doctorado, así como cursos de especialización.

Enseñanza superior

La enseñanza media es obligatoria para aquellos que desean proseguir con sus estudios universitarios. Asimismo, los estudiantes deben pasar por un proceso selectivo para su curso específico de estudio. Desde 2009, los estudiantes pueden utilizar la nota obtenida en el Examen Nacional de Enseñanza Media (Enem) para acceder a algunas universidades del país.

El número de candidatos por plaza en las universidades puede superar los 30 o 40 para los cursos más solicitados en las instituciones públicas. En algunos cursos con pocas plazas disponibles, este número puede llegar a los 200.

El sistema federal de enseñanza superior comprende las instituciones federales de educación superior y las instituciones de educación superior creadas y mantenidas por iniciativas privadas.

Las universidades gozan de autonomía didáctico-científica, administrativa y de gestión financiera y patrimonial, y obedecen al principio de indisociabilidad entre enseñanza, investigación y extensión.

La enseñanza superior en Brasil es ofrecida por universidades, centros universitarios, facultades, institutos superiores y centros de formación tecnológica. Los ciudadanos pueden optar por tres tipos de titulación: diplomatura, licenciatura y formación tecnológica. Los cursos de posgrado están divididos entre lato sensu (especializaciones y MBA) y strictu sensu (master y doctorados).

Además del formato presencial, en que el alumno debe asistir como mínimo al 75% de las clases y evaluaciones, también es posible formarse mediante la enseñanza a distancia (EAD). En esta modalidad, el alumno recibe libros y apuntes, y además cuenta con la ayuda de Internet. La presencia del alumno no es necesaria dentro de la sala de clase. Existen también cursos semipresenciales, con clases en aulas y también a distancia.

El encargado de planificar y coordinar la Política Nacional de Educación Superior es la Secretaría de Educación Superior (Sesu), órgano del Ministerio de Educación (MEC). La Secretaría también es responsable del mantenimiento, la supervisión y el desarrollo de las instituciones públicas federales de enseñanza superior (IFES), además de la supervisión de las instituciones privadas de enseñanza superior, tal y como establece la Ley de Directrices y Bases de la Educación Nacional (LDB).

Para valorar la calidad de los cursos de graduación del país, el Instituto Nacional de Estudios e Investigaciones Educativas (Inep) y el MEC utilizan el Índice General de Cursos (IGC), divulgado una vez al año después de la publicación de los resultados del Enade. El IGC utiliza como base una media ponderada de las notas de graduación y posgrado de cada institución de enseñanza superior.

La norma brasileña para el grado de licenciatura o diplomatura se aplica en la mayoría de las áreas de las artes, humanidades, ciencias sociales, ciencias exactas o ciencias naturales, y requiere normalmente cuatro años de estudio en una universidad certificada. Los grados de cinco años en los que se obtiene un diploma profesional se conceden a los que eligen carreras reguladas como arquitectura, ingeniería, medicina veterinaria, psicología y derecho. El profesional licenciado en medicina requiere, por su parte, seis años de estudios superiores: residencia y cinco años de prácticas en un hospital de enseñanza.

Antes de matricularse en una institución de enseñanza superior, el aluno debe consultar al MEC para saber cuáles son las facultades y universidades acreditadas y los cursos autorizados que se imparten en el país.

Instituciones acreditadas

Para poder funcionar, las instituciones privadas de educación superior deben acreditarse en el MEC. Durante este proceso, se evalúa la propuesta curricular y la estructura de enseñanza que ofrece la institución, entre otros factores. Las facultades que pasan por este proceso reciben una autorización para funcionar durante tres años, y los centros universitarios y universidades, durante cinco años.

Pasado este periodo, todas las instituciones de enseñanza superior deben pedir una nueva acreditación al final de cada evaluación del Sinaes (Sistema Nacional de Evaluación de la Educación Superior), que se realiza cada tres años para evaluar la calidad de la enseñanza.

Para saber cuáles son las instituciones de enseñanza superior acreditadas por el MEC en cada ciudad, estado o región, visite el sitio del Inep.

Cursos autorizados

Antes de ofrecer un curso de graduación, las instituciones de enseñanza superior (a excepción de las universidades y centros universitarios, que tienen autonomía) deben solicitar autorización al MEC, que evalúa la calidad y la viabilidad de las propuestas curriculares.

Los cursos de derecho, medicina, odontología y psicología, aunque sean ofrecidos por universidades y centros universitarios, también deben pasar por la evaluación del Consejo Federal de la Orden de los Abogados de Brasil y del Consejo Nacional de Salud.

Los cursos creados o autorizados por el MEC pueden abrir inscripciones, realizar pruebas de selectividad o de admisión, e iniciar las clases. Sin embargo, sólo pueden ofrecer diplomas a los alumnos después de ser reconocidos por el Ministerio, y eso sólo ocurre si han completado el 50% de su carga horaria.

Modalidades de enseñanza superior

La enseñanza superior puede ser impartida en las siguientes modalidades:

Presencial: cuando exige la presencia del alumno en al menos el 75% de las clases y en todas las evaluaciones.

A distancia: cuando la relación profesor-alumno no es presencial, y el proceso de enseñanza se realiza a través de medios como material impreso, la televisión e Internet.

Para ofrecer educación superior en la modalidad a distancia, las instituciones deberán contar con la autorización para este tipo de enseñanza. Para ello, deberán estar previamente acreditadas para ofrecer educación superior en la modalidad presencial en el sistema federal.

La Secretaría de Educación a Distancia (Seed), vinculada al MEC, mantiene diversos programas dedicados a la innovación tecnológica en los procesos de enseñanza y aprendizaje, así como al desarrollo de técnicas y métodos didáctico-pedagógicos para la educación a distancia. Estas iniciativas tienen como objetivo la introducción de nuevos conceptos y prácticas en las escuelas públicas brasileñas. El público tiene acceso a todos lo programas a través de las instituciones de enseñanza mantenidas por los gobiernos estatales y municipales.

El EAD facilita el acceso de la población a la educación, a ayuda en la formación cultural, profesional y académica de personas que, sin este instrumento, tendrían dificultades para acceder al entorno escolar.

En Brasil, las primeras iniciativas de enseñanza a distancia surgieron en 1939, con la creación de las primeras instituciones de enseñanza por correspondencia del país. En la década de los 70, las emisoras de radio y televisión comenzaron a ofrecer sus cursos – el pionero fue el Proyecto Minerva, elaborado por el gobierno federal para ayudar en la formación de adultos. La tercera generación del EAD tuvo sus comienzos con Internet y con la aparición de entornos interactivos, como chats, foros y el correo electrónico.